La distribución de la riqueza

Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page The distribution of wealth and the translation is 100% complete.

¿Qué hacer con la pobreza y la explotación? Son los obstáculos fundamentales en el camino hacia la felicidad.

¿Qué puedes hacer?

Vive una vida simple. Evita los excesos y las deudas.

Organiza a tus círculos para ayudar a cualquier miembro en una necesidad. Cubre las necesidades básicas.

Aprende sobre la pobreza y sus causas en tus comunidades. Ayuda a las organizaciones que están trabajando por remediar o prevenirlas. Oponte a los que promueven la división social por acción u omisión.

Ayuda a tus fuentes locales. Evita hacer a los ricos aún más ricos con tu trabajo o tu dinero. Boicotea a las fuentes que explotan tu comunidad, o cualquier comunidad.

Máxima prioridad

La miseria en un mundo de riquezas es inaceptable. Vivir una vida sencilla debe ser sencillo, incluso para los más desafortunados.

La brecha entre los más ricos y los más pobres se debe acotar. Esta separación indica el grado de autonomía, cooperación y descentralización de los grupos humanos.

El dinero no es la solución

La distribución de la riqueza debe basarse en la provisión directa de bienes y servicios. La circulación de dinero en efectivo o crédito atrae la corrupción y refuerza la sumisión. El hambre requiere comida, los sin-techo necesitan refugio, los enfermos requieren atención, y los insolventes necesitan perdón. Cada acción debe ser impulsada por la participación y la educación de los propios beneficiarios.

La atención a los excluidos debe realizarse con las infraestructuras existentes. Las personas de diferente condición social pueden trabajar juntos y obtienen mejores resultados cuando se mezclan. La creación de servicios sólo para los pobres perpetúa la brecha social.

Equilibrando el exceso

Las deficiencias pueden ser cubiertas con los excesos existentes a la vez que las estrategias más sostenibles se aplican. Involucremos a las fuentes de

  • La acumulación excesiva para sostener el lujo y el estatus
  • La producción excesiva que acaba en despilfarro
  • La deuda excesiva que se convierte en un mecanismo de control
  • La inactividad excesiva entre los desempleados

La urgencia y la fuerza de estas acciones se corresponderán a la desesperación de sus beneficiarios. No hay justificación para negar ayuda a los que pierden su dignidad, su libertad, y su vida.

Las raíces de la pobreza

Soluciones duraderas deben abordar las causas profundas de la pobreza. Los fenómenos naturales como las sequías o los terremotos no se pueden evitar, pero ¿qué dificulta la recuperación de los afectados? La guerra es una causa inmediata, pero ¿qué causó la guerra?

La explotación laboral y el control político siempre son los principales sospechosos. Las mujeres, los niños y los ancianos están más expuestos, como consecuencia de la discriminación patriarcal y capitalista. El racismo y la xenofobia también juegan un papel importante.

Other languages:
English • ‎español